Los 4 pasos que debes seguir para crear una marca de éxito


Según los estudios, cada día recibimos alrededor de 5.000 impactos publicitarios. Pero ¿cuántos recordamos?

Están en Internet, la TV, la radio, los periódicos, las revistas, las vallas de la carretera, los autobuses, las marquesinas, los banderines que cuelgan de las farolas, los posters, la gente que te para por la calle, los folletos que te dan en tiendas, el buzoneo… (y seguro que se nos olvida algo).

 

Hay un ruido espectacular y es casi imposible atender a nada. ¿A quién se escucha? A los que son diferentes.

 

No se trata simplemente de ser original y llamar la atención. Se trata de que la marca haga mella en la mente del consumidor y se quede en su cabeza para siempre. Esto es hacer branding.

Hay ciertos aspectos que no se pueden obviar durante el proceso de creación de una marca. A continuación, te dejamos los pasos que debes seguir sí o sí para crear una marca de éxito

 

  1. Análisis de marca: investiga tu sector y define a tu público
    • El mercado
    • El público
    • La competencia
  2.  ¿Y tú, quién eres? Define tu estrategia de marca
    • Valores
    • Misión y Visión
    • ADN de marca
  3. Creación de la marca: elementos de branding que no puedes olvidar
  4. Lanzamiento de marca: pon a trabajar todo el branding corporativo
  5. Ponte a trabajar y empieza a crear una marca de éxito

 

1. Análisis de marca: investiga tu sector y define a tu público


Esta fase es la más importante de todas porque en ella se basan todas las demás. Tu investigación se debe centrar en el mercado, la competencia y el público. 

 

El mercado

Antes de emprender el camino es importante conocer el terreno. El mercado es el sector en el que vamos a movernos. 

¿Es un sector en crecimiento? ¿Es un sector estancado o se está muriendo? 

 

Conocer el mercado y saber las tendencias nos permite ir preparados para lo que vamos a ofertar a un perfil de cliente determinado.

 

 

El público
 

“Todo el mundo” no es tu público. 

Seguro que cuando te dicen que definas a tu público generalizas o segmentas sólo por edad y sexo. Te da apuro dejar gente fuera, porque es gente que podría comprarte y te da miedo “perder” ventas. Pues funciona justamente al revés. 

Tienes que encontrar a tu cliente ideal y focalizarte en él.

Después, por similitud, llegarán muchos más a los que estarás encantado de venderles. Pero no vayas a pensar que son “todos”. Porque “todos” y “nadie” es lo mismo. Y a nadie le gusta ser un número más. 

 

La competencia

No serás de los que se piensa que no tiene competencia, ¿no? 

¿O de los que dice que su competencia no le importa? 

Debería importante y mucho, porque de ella podemos aprender qué hacer mejor y descubrir qué han hecho mal para no repetirlo.  

Busca 3 empresas que compitan en un rango de precio similar al tuyo, ofrezcan un servicio o producto parecido y tengan el mismo perfil de cliente al que tú quieres llegar y analízalas a fondo. 

 

 

>> Este post de Aula CM explica al detalle cómo analizar a la competencia <<

 

2. ¿Y tú quién eres? Define tu estrategia de marca 

Existen 3 elementos que van a ser claves y debes definir para darle personalidad a tu marca: tus valores, la misión y la visión, y el ADN de marca.
 

Valores
 

Lo primero que debes hacer antes de nada es saber quién eres tú. Tú, personalmente. 

¿Sabes por qué? 

Porque tu empresa es una extensión de ti mismo. Debes definir muy bien cuáles son tus valores principales, aquello que te mueve en la vida. Y te recomendamos que no elijas más de 4. 

Muchas marcas hacen públicos sus valores. Por ejemplo, los valores que rigen en Decathlon son la vitalidad y la responsabilidad. Y los tienen colgados en la web (puedes verlo pinchando aquí).

 

Misión y visión

 

Vuelve la mirada atrás a esa primera idea de negocio que tuviste y define cuales son la misión y la visión de tu proyecto. 

 

Responde a estas preguntas:

  • ¿Por qué has llevado a cabo tu proyecto? → Esta es tu misión.
  • ¿Para qué has desarrollado esta idea de negocio? → Esta es tu visión.

 

Arquetipo de marca (o ADN)

 

Carl Jung definió en el siglo XIX 12 arquetipos de personalidad. Definen unos trazos psicológicos básicos en los que se puede agrupar a la mayoría de las personas.

Estos 12 arquetipos se aplican a las marcas. Existen marcas que no se corresponden al 100% con ningún arquetipo, no pasa nada, pueden ser una mezcla.  

 

>> En este enlace de Branzai podréis conocer los 12 arquetipos de personalidad según Carl G. Jung <<

 

Y ahora piensa: si tu marca fuera una persona, ¿cuál de estos arquetipos sería?

3. Creación de la marca: elementos de branding que no puedes olvidar

Este es el momento de vestir a la marca

Un seductor y un bufón no se vestirían igual ¿verdad? Del mismo modo, la web de una marca que tiene el arquetipo seductor será muy diferente de la que tiene un arquetipo bufón. 

Así que siéntate a hacer el ejercicio de empatía de tu vida. Ponte en los zapatos de tu marca y siente cómo se viste y cómo habla. 

 

Ha llegado el momento de crear tu universo gráfico y verbal: crea tu logotipo, define tus colores, elige la tipografía, y determina tu estilo de redacción.

 

Vueling es un ejemplo de marca con una definición muy clara tanto de su identidad visual (colores, tipografía, logotipo…) cómo verbal (Vueling habla de un modo muy particular).

Vueling se comunica con unos rasgos muy claro en todos los soportes.

 

 A nivel verbal, su rasgo más característico es la mezcla de palabras en español e inglés en una misma frase, e incluso crear palabras nuevas mezclando las dos lenguas, como su propio nombre “Yo vuelo” + “I’m flying” = Vueling)

 
4. Lanzamiento de la marca: pon a trabajar todo el branding corporativo

Ya sabes a dónde vas, con quien te vas a encontrar y te has puesto guapo… Entonces ya estás listo para salir a la calle ¿no?

 

Lanza tu marca al mundo, preséntate en sociedad y haz que se enamoren de ti. 

Puedes pensar todo tipo de acciones para presentarla y acercarla a tu público objetivo, pero recuerda que los esfuerzos se deben dirigir a causar un impacto positivo y a conectar. 
 
A partir de este momento tu marca ya camina sola. Y lo hace con la seguridad de seguir una estrategia coherente y con sentido. 
 

5. Ponte a trabajar y empieza a crear una marca de éxito

Ahora ya sabes los 4 pasos que debes seguir para crear una marca de éxito. Ponte a trabajar y no te olvides de ninguno de ellos:

 

  1. Investiga el sector y analiza tu público.
  2. Define los rasgos de personalidad y crea una estrategia de branding.
  3. Viste a tu marca y crea los elementos de branding que vas a utilizar.
  4. Lanzamiento de marca.

 

Construir una marca es un proceso que requiere tiempo y esfuerzo, no te desanimes.

Si tienes dudas o necesitas ayuda puedes contactar con nosotras.

 

 

tags: branding corporativo elementos del branding crear una marca de éxito estrategia de marca proceso de creación de una marca

Autor: Gemma Brand Copy Fecha: 03-06-2018